Planeta imaginario.

Museo MAJA.
Jericó, Colombia. Agosto 2019.
Serie de 27 acuarelas. Papel Acuari. 86*25. Barcelona. 2019.

Lentamente los elementos se agrupan, se forman, coinciden, se amalgaman, se juntan y se disuelven, dejan sabiamente al azar definir su suerte, su forma y destino… antes fueron moléculas, estados gaseosos, ahora son materia; eran líquidos, ahora son sólidos; fueron intangibles, ahora son masas, volúmenes, densidades… se dividen y se reagrupan, de sólidos pasan a líquidos y de líquidos pasan a sólidos, se repiten infinitamente hasta conformar universos, galaxias, planetas, tierras, aguas, paisajes, vegetaciones, vidas…

Y la mar creó las islas

y la tierra estaba
y las aguas estaban
y el mundo fue.

y la tierra estaba
y las aguas estaban
y el mundo fue.

y la tierra estaba
y las aguas estaban
y el mundo fue.

Y la tierra volvió a la mar.

Y la tierra volvió a la mar
y las aguas a sus cauces
y burbujas de vida subieron a los cielos.

Y la tierra volvió a la mar
y las aguas a sus cauces
y burbujas de vida subieron a los cielos.

Y la tierra volvió a la mar
y las aguas a sus cauces
y burbujas de vida subieron a los cielos.

Clorofila y aves.

Surgió la primavera
y las aves volaron
y los árboles cantaron.

Surgió la primavera
y las aves volaron
y los árboles cantaron.

Surgió la primavera
y las aves volaron
y los árboles cantaron.

Tierra de fuego

En los confines de las praderas
los fuegos se encontraron, hablaron
y se abrazaron.

En los confines de las praderas
los fuegos se encontraron, hablaron
y se abrazaron.

En los confines de las praderas
los fuegos se encontraron, hablaron
y se abrazaron.

La alegría de la planicie.

Y la tierra se despertó
y los fuegos encendieron los cielos
y el mundo se iluminó.

Y la tierra se despertó
y los fuegos encendieron los cielos
y el mundo se iluminó.

Y la tierra se despertó
y los fuegos encendieron los cielos
y el mundo se iluminó.

Al pie del monte.

Al pie del monte
se detienen
las llamas de colores.

Al pie del monte
se detienen
las llamas de colores.

Al pie del monte
se detienen
las llamas de colores.

Árboles en flor.

El himno de los colores
abraza el día
con el jolgorio de sus colores.

El himno de los colores
abraza el día
con el jolgorio de sus colores.

El himno de los colores
abraza el día
con el jolgorio de sus colores.

Agua dulce

Extrañãs criaturas
emergen de las aguas dulces
de las mansas praderas.

Extrañãs criaturas
emergen de las aguas dulces
de las mansas praderas.

Extrañãs criaturas
emergen de las aguas dulces
de las mansas praderas.

Descenso en búsqueda de las arbóreas.

El baile de los colores
recibe el amanecer
con saltos de alegría.

El baile de los colores
recibe el amanecer
con saltos de alegría.

El baile de los colores
recibe el amanecer
con saltos de alegría.

El levantamiento de la pradera.

En lo alto del mundo,
el verde de las praderas reta
a los espíritus de la luna.

En lo alto del mundo,
el verde de las praderas reta
a los espíritus de la luna.

En lo alto del mundo,
el verde de las praderas reta
a los espíritus de la luna.

La confusión de la noche.

En el mundo de las noches la tierra reposa,
descansa y se alista para revivir cuando
el sol asome sus rayos divinos.

En el mundo de las noches la tierra reposa,
descansa y se alista para revivir
cuando el sol asome sus rayos divinos.

En el mundo de las noches la tierra reposa,
descansa y se alista para revivir
cuando el sol asome sus rayos divinos.

La agitación de los montes eleva el horizonte.

Palmo a palmo, la tierra sube,
se mueve en busca de sus ilusiones
y de sus espíritus

Palmo a palmo, la tierra sube,
se mueve en busca de sus ilusiones
y de sus espíritus

Palmo a palmo, la tierra sube,
se mueve en busca de sus ilusiones
y de sus espíritus

La infinidad del tiempo, la infinidad del espacio.

Nada es infinito, dijo el poeta.
Todo es infinito, dijo el desierto.
El cielo, solo miraba.

Nada es infinito, dijo el poeta.
Todo es infinito, dijo el desierto.
El cielo, solo miraba.

Nada es infinito, dijo el poeta.
Todo es infinito, dijo el desierto.
El cielo, solo miraba.

El mundo tal como es.

El abrazo del cielo estrecha la tierra, amor y fuego, pasión e infierno,
el lugar de todos los encuentros,
el cruce de los lugares infinitos.

El abrazo del cielo estrecha la tierra, amor y fuego, pasión e infierno,
el lugar de todos los encuentros,
el cruce de los lugares infinitos.

El abrazo del cielo estrecha la tierra, amor y fuego, pasión e infierno,
el lugar de todos los encuentros,
el cruce de los lugares infinitos.

Entre aridez y eterna primavera.

Dos vidas se cruzan
entre nacer y morir
sólo pueden vivir.

Dos vidas se cruzan
entre nacer y morir
sólo pueden vivir.

Dos vidas se cruzan
entre nacer y morir
sólo pueden vivir.

El fin de los montes.

El fin de los montes,
el descenso a las tierras fértiles,
el lugar donde germinan las vidas.

El fin de los montes,
el descenso a las tierras fértiles,
el lugar donde germinan las vidas.

El fin de los montes,
el descenso a las tierras fértiles,
el lugar donde germinan las vidas.

El asomo de las montañas sobre la llanura verde.

Cuando la armonía vuelve,
la tierra se desliza bajo las montañas
para alzarlas a los cielos.

Cuando la armonía vuelve,
la tierra se desliza bajo las montañas
para alzarlas a los cielos.

Cuando la armonía vuelve,
la tierra se desliza bajo las montañas
para alzarlas a los cielos.

Mis guerras personales o la ilusión de una vida en paz.

La sangre explota gritando al cielo,
reclamando su compasión,
recordando su derecho a la eternidad

La sangre explota gritando al cielo,
reclamando su compasión,
recordando su derecho a la eternidad

La sangre explota gritando al cielo,
reclamando su compasión,
recordando su derecho a la eternidad

El afloramiento de los montes.

Las aguas bajan por las venas de la tierra,
atravesando los suelos,
regando las profundidades de la tierra.

Las aguas bajan por las venas de la tierra,
atravesando los suelos,
regando las profundidades de la tierra.

Las aguas bajan por las venas de la tierra,
atravesando los suelos,
regando las profundidades de la tierra.

El albor de la planicie.

Cielo,
horizonte,
profundidad.

Cielo,
horizonte,
profundidad.

Cielo,
horizonte,
profundidad.

Tierra firme​​​

Rayos de sangre,
rayos de vidas brotan del encuentro
de l;as aguas y los acantilados..

Rayos de sangre,
rayos de vidas brotan del encuentro
de l;as aguas y los acantilados..

Rayos de sangre,
rayos de vidas brotan del encuentro
de l;as aguas y los acantilados..

El agua y la memoria de Hokusai

Las olas no tienen memoria,
sólo sentires,
sólo olores.

Las olas no tienen memoria,
sólo sentires,
sólo olores.

Las olas no tienen memoria,
sólo sentires,
sólo olores.

Y la tierra se echó a la mar​​.

Tierra,
¿No sabes que la mar es tu madre?
Tierra.

Tierra,
¿No sabes que la mar es tu madre?
Tierra.

Tierra,
¿No sabes que la mar es tu madre?
Tierra.

Arena, desierto, montes​​

Lágrima.
¿A que no sabes cuanto te extraño?
Lágrima.

Lágrima.
¿A que no sabes cuanto te extraño?
Lágrima.

Lágrima.
¿A que no sabes cuanto te extraño?
Lágrima.

Inolvidables.

Nunca la olvidarás, siempre estará en ti, porque en ti están las ilusiones de sus movimientos, de sus perpetuas idas y venidas, de sus entradas y salidas, de sus espumas y gritos de sal. Así es la marea de tus sueños.

Nunca la olvidarás, siempre estará en ti, porque en ti están las ilusiones de sus movimientos, de sus perpetuas idas y venidas, de sus entradas y salidas, de sus espumas y gritos de sal. Así es la marea de tus sueños.

Nunca la olvidarás, siempre estará en ti, porque en ti están las ilusiones de sus movimientos,
de sus perpetuas idas y venidas, de sus entradas y salidas, de sus espumas y gritos de sal.
Así es la marea de tus sueños.

Montañas, aguas y dioses

El segundo día del mundo es un descanso,
mar aquietado,
montañas sumergidas.

El segundo día del mundo es un descanso,
mar aquietado,
montañas sumergidas.

El segundo día del mundo es un descanso,
mar aquietado,
montañas sumergidas.

Las medusas verdes y azules pasean su placidez por los mares cálidos

Ven, ¿ven?, deben verse, ojos tienen,
se miran unas a otras con sus miradas circulares,
como si su universo fuera un caleidoscopio…

Ven, ¿ven?, deben verse, ojos tienen,
se miran unas a otras con sus miradas circulares,
como si su universo fuera un caleidoscopio…

Ven, ¿ven?, deben verse, ojos tienen,
se miran unas a otras con sus miradas circulares,
como si su universo fuera un caleidoscopio…

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
PlayPause
Slider